Home / Categoría general / UN DÍA COMO HOY, 17 DE MARZO

UN DÍA COMO HOY, 17 DE MARZO

UN DÍA COMO HOY, 17 DE MARZO EN EL AÑO

1973

Nace Caroline Corr

Caroline Georgine Corr nació el 17 de marzo de 1973, siendo la penúltima cuatro hermanos que más tarde, juntos, formarían en Irlanda el grupo: The Corrs. En la exitosa banda toca la batería, el bodhràn (tambor típico irlandés), el piano, también compone y hace coros. Estudió junto a sus hermanas en el convento ‘Dun Lugaidh Convent School’ en Dundalk. Empezaría tocando el piano influenciada por su padre, para después viendo videos de músicos irlandeses comenzar a tocar el bodhràn.Su pasión por la batería le viene, también bajo la influencia en este caso de un antiguo novio, suyo fan de U2, que le inculcó las primeras nociones cuando tenía 18 años. Junto a sus hermanos forma parte de una de las bandas irlandesas de más éxito internacional.

2001

Shania Twain vende 32 millones de copias

Su nombre real es Eilleen Regina Edwards. Se crió en un pequeño pueblo, Timmins, al noreste de la Provincia de Ontario. Tras el abandono de su padre fu adoptada desde Jerry Twain quien se convirtió en su madre. Es así como Eilleen Twain, antes de su lanzamiento como solista en 1993 decidió cambiar su nombre real por Shania, nombre indígena perteneciente a la tribu Ojibwa. Inició su carrera de cantante en bares de su pueblo, formando una banda local, sin embargo unos cuantos años depués , en concreto el 17 de marzo de 2001 y tras vender 32 millones de copias de su álbum “Come on over”, se convertía en la cantante femenina más vendedora de los últimos tiempos.

2003

Mark Knopfler sufre un accidente de moto

Es un apasionado de las motos, pero el 17 de marzo de 2003 una de ellas, en concreto su Honda chocó con un Fiat Punto conducido por una mujer, ella salio afortunadamente ilesa, sin embargo Mark Knopfler sufrió facturas de un hueso cervical y seis cortillas. Finalmente fue solo un susto y afortudamente Mark sigue más activo que nunca con la publicación de nuevos trabajos desde entonces.

1976

Se reabre el caso contra Rubin “Hurricane” Carter

Lo más grande de la canción de Dylan, que abre su álbum de 1975 “Desire”, es que es simple y llanamente eso: la historia de Huracán.

La canción fue sólo una pieza más en la campaña que pedía la revisión del caso. Pero fue, sin duda una de las más eficaces. Cada vez que se escuchaba, Dylan contaba al mundo que se decidió que Huracán era el culpable de aquellas tres muertes porque era negro. Cada vez que sonaba su “Huracán”, Dylan repetía que fue condenado sin pruebas y que sus cartas estaban marcadas. Cada vez que cantaba la canción, Dylan acusaba a la justicia y a la prensa de no haber hecho nada por conocer la verdad y se avergonzaba de vivir en un país en el que la justicia es un juego.

Pero en la historia de Huracán se abrió una puerta a la esperanza cuando un adolescente canadiense leyó su autobiografía “El decimosexto asalto”. Ese chaval quiso conocer al protagonista de la historia y, cuando lo hizo, en la prisión donde el campeón llevaba encerrado la mitad de su vida, decidió que decía la verdad y que haría lo posible por salvarle. Fue el arranque de una campaña que culminaría con la revisión del caso el 17 de marzo de 1976. La falta de pruebas haría imposible condenar al campeón que pudo ser, ante los ojos vigilantes del mundo.

Finalmente, Huracán fue puesto en libertad y decidió dedicar el resto de su vida a lograr la revisión de los casos de otros que, como él, no tuvieron su oportunidad ante la Ley. Eso, en un país donde los fiscales negros o hispanos son una escandalosa minoría frente a la mayoría blanca y donde el 63% de los presos son negros o hispanos. Un país donde los negros tienen 17 veces más probabilidades de acabar en prisión que los blancos. Un país, en fin, donde, desde que se revisó el caso de Huracán, más de un centenar de condenados a muerte han podido dejar el corredor de la muerte porque eran inocentes.