Home / Categoría general / Julieta Venegas cuenta cómo llegó a ser la conductora del especial de Charly García

Julieta Venegas cuenta cómo llegó a ser la conductora del especial de Charly García

Julieta Venegas cuenta cómo llegó a ser la conductora del especial de Charly García

-¿Cómo lo viste de salud?

-Bien. Él está muy lúcido, súper tranqui.

-Se filtró una escena en la que cantás “Ojos de videotape” con él, en el Hotel Faena. ¿Hay más encuentros musicales como ése?

-Pues yo creo que siempre que estás con Charly y hay un piano, acabas tocando algo, o él está tocando. La primera vez que lo conocí fue en su casa y cuando llegué estaba sentado en su piano tocando. Yo lo conocía por su música, soy fan de toda la vida pero nunca lo había conocido personalmente. Entonces fue una manera súper linda de descontracturar. Cuando lo conocí, lo primero que hice fue tocarle una versión de Ojos de videotape que hice en piano, porque es una de mis canciones favoritas suyas. Pero sí tuvimos varios momentos así al piano, y de platicar sobre el proceso de composición.

-¿Qué tan influyente fue él en tu carrera? Porque incluso lo nombrás en una de las canciones tu último disco.

-A Charly lo descubrí con Clics modernos, pero unos años después de que haya lanzado ese disco. Habrá sido allá por el ’90, ’91 cuando lo escuché por primera vez. Fue un momento como muy epifánico escucharlo, porque soy pianista y los compositores que escuchaba no eran para nada como lo que hace Charly.

-¿En qué sentido?

Se cumplen 35 años de "Clics modernos", uno de los discos más importantes de Charly García
Mirá también

Se cumplen 35 años de “Clics modernos”, uno de los discos más importantes de Charly García

-Claro. Al ser pianista, conecté mucho con la manera en que hace canciones. Fue muy fuerte descubrir su música. Siempre ha sido una presencia constante cuando estoy escribiendo: sus canciones, sus estructuras (para componer), no son para nada las típicas, sino que tiene una manera absolutamente personal de hacer música. Eso siempre me abre el espectro. No es que lo trato de copiar… solamente me gusta la existencia de Charly y de alguna manera me inspira a abrir los límites. Lo menciono en una canción que se llama “Esperaba” porque estoy hablando de cómo la música puede ser un escape. Y como yo lo escuché a Charly cuando era adolescente, mi manera de concretar eso fue escuchando canciones de Charly.

-¿Por qué estás viviendo en la Argentina? ¿Cuál es tu vínculo con Buenos Aires?

-Siempre he tenido mucho vínculo musical con Buenos Aires, siempre he colaborado y grabado con muchos artistas desde acá. Y bueno, por muchas razones de índole personal me vine para acá.

Mirá también

Gustavo Cerati: el documental ya tiene fecha de estreno

-¿Estás preparando nuevo material?

-Estoy tocando mucho material nuevo pero por el momento no tengo mucha intención de grabar. Prefiero tocar las canciones en vivo, que es lo que estoy haciendo ahora en Buenos Aires. Y haciendo cosas que no tienen que ver con editar. Estoy cantando en una obra de teatro en el Cervantes (Sagrado bosque de monstruos, con Marilú Marini), tocando nuevas canciones en librerías, en lugares más pequeños. No estoy preparando un disco, no tengo intención de grabar pero sí de componer canciones y otras cosas.

-¿La idea fue cortar un poco con el ciclo disco-gira?

-Más que nada quise intentar otra manera fuera del ciclo disco-gira-disco-gira, otra manera de hacer música. Estoy en ese momento de buscar otras opciones como las que te contaba. Dije ‘bueno, sé hacer un par de cosas, a ver qué puedo hacer con esto’. Sin ningún impedimento.

-¿Es complicado salir de ese ciclo y que la gente siga escuchando tus canciones?

-Pues es que es un tema. Yo creo que sí. Hacer música también significa que la música tiene que tener su espacio y hacerla. Para mí, lo más importante es ser vigente cuando me siento al piano a tocar, no ser vigente en el mundo o no sé dónde. La música es un espacio personal de refugio para mí. Y no lo ha sido. Y ahorita necesito que eso sea lo principal. Después veré qué hago con eso.

Fuente: Clarin